.camisas blancas - ventanas abiertas

Cuando la muerte me llegue quiero que me encuentre loco para recibirla sonriendo. Me dijo aquel día en la lavandería, después se dio media vuelta, y continuó su camino, sin despedirse.

Ya estaba loco cuando huyó por las escaleras. Más

Anuncios