Inicio

“Marie” … José L. Recio

Deja un comentario


.

Playa Cala en Cadiz

Después de casados, Pierre y yo nos cambiamos de Pau, donde vivíamos, a Cerbère, donde le habían ofrecido un trabajo de guarda parques. El pueblito donde nos instalamos, situado entre el mar y el extremo este del pirineo francés, nos encantó a primera vista, y disfrutamos de nuestros paseos por la playa. Un atardecer, al comienzo del ocaso, descubrimos una cala escondida entre dos rocas grandes y oscuras. El lugar nos cautivó. Algunas familias con niños se bañaban y, jugando, salpicaban el agua. Cuando yo miré a mí alrededor, sin embargo, me sorprendió la presencia de una mujer mayor, de apariencia extraña, vestida de negro de pies a cabeza. Estaba sentada en la arena de espaldas al agua. Hice que Pierre la viera también. Más

“De antologías, de autores y de cuentos”… Mary Carmen

6 comentarios


Cuento-español-actualMe acerco a la Antología del Cuento español Actual (1992-2012) propuesta por Cátedra con el ansia del que quiere leer para aprender de aquellos que, por su buena escritura y por méritos propios, pertenecen al selecto grupo de autores de cuento (¿cuentistas?). No están recopilados todos, pero sí los más destacados en una excelente selección de Ángeles Encinar. Descubro nombres nuevos en cuentos nuevos. Pero, también, a los que ya admiraba. Y, escojo un nombre, uno cualquiera: Carlos Castán y me doy cuenta de que el azar no existe, se camufla bajo casualidad.

  Más

“Mala suerte”… Pepe Marquina

Deja un comentario


..

Qué agradable resulta coger el coche en origen y llegar a destino.

A veces surgen imprevistos y el coche puede sufrir cualquier avería.

Si es grande llamamos a la grúa para aliviar el problema.

Pero hay conductores de grúa que pisan mucho el acelerador.

A veces rebasan la velocidad permitida.

Con los sistemas de detección de exceso de velocidad, comprobaron que un coche averiado que estaba sobre la grúa llevaba demasiada velocidad.

A los pocos días el dueño del coche averiado recibió la factura de la multa con todo detalle.

En realidad el coche averiado llevaba la misma velocidad que la grúa. Los encargados de multar se jugaron a los chinos el coche a multar.

Mala suerte.

..

Suelto escrito por Pepe Marquina

“La princesa”…Pepe Marquina

Deja un comentario


Este es uno de los poemas del libro “Con mi amiga la luna” de Fernando Antonio Yela Gómez, libro de poesía que ha presentado el 1 de Julio a las 19,00 horas en la Biblioteca Pública de Guadalajara.

En el mirador, la reina

peina y peina a la princesa.

Ocupa horas y horas

derrochando su paciencia.

Brillantes rayos de sol

son las sedosas trenzas.

Un girasol del campo,

de pronto se da la vuelta.

Ha esperado al mediodía

para ver a la princesa.

La princesa le sonríe,

del girasol está presa.

La campanilla, que mira,

repica a día de fiesta.

-¡Ay, mi trenza dorada!

¡Ay, mi dulce princesa!

No dejes que yo me vaya.

¡Que la noche aquí no venga!

-¡No gires mi tornasol!

¡No te alejes de la cerca!

Y espera a que me peine

la segunda de mis trenzas.

Ya naranjea la nube,

ya atardece por la vega

y la noche con su manto

desde lo lejos acecha.

-¡Cuídalo, ardiente sol,

hasta que peine mi trenza!

El girasol se inclina,

se resiste a dar la vuelta.

La campanilla dorada,

que sigue estando en alerta,

un rayo de luna pide

para el bien de la princesa.

El girasol se revuelve,

apenas le quedan fuerzas.

Se acerca la negra noche

que no quiere la princesa.

Entonces la Luna grande,

que ya no se despereza,

lanza un rayo de luna

que de alegría los llena.

En el mirador, la reina

ya ha peinado a la princesa.

CONMIAMIGALALUNAcubierta.indd

Suelto escrito por Pepe Marquina

“El parto de los montes”…Pepe Marquina

1 comentario


Extraído de un artículo de Julio Collado.

.

El parto de los montes significa cualquier cosa insignificante y ridícula que sucede cuando se esperaba una grande e importante.

El creador fue el fabulista griego Esopo (s.VI a.de C.)

Fue recreado por Horacio:  “Parturient montes, nascetur mus”: parieron los montes y nació un insignificante ratón.

El español Samaniego la versificó de esta manera:

”Con varios ademanes horrorosos,

los montes de parir dieron señales.

Consintieron los hombres temerosos,

ver nacer los abortos más fatales.

Después que con bramidos espantosos,

infundieron pavor a los mortales,

estos montes que al mundo estremecieron,

un ratoncillo fue lo que parieron”.  

..Esopo Fabulas

Suelto escrito por Pepe Marquina

Older Entries

Con un ojo abierto

Mi manera de mirar las cosas que (me) pasan.

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

A %d blogueros les gusta esto: