Relato breve escrito por Mary Carmen

aburrimiento

      El calor soporífero de la oficina licuaba los pensamientos de Chema. Por más que intentaba centrarse en las cifras que emanaban de la pantalla del terminal le resultaba absolutamente imposible. Su mente divagaba anodina sin centrarse en ningún aspecto en concreto. No es que tuviera problemas, no era eso. Tan sólo no podía con la monotonía de los días y el tedio de jornadas repetitivas que no le conducían a ninguna parte.

– Venga, tío, arriba ese ánimo. Tú lo que tienes que hacer es un viaje. Entra en una de las mil páginas web que ofrecen ofertas al por mayor y elige un destino. – le aconsejaba Rita desde detrás del ordenador.

Más

Anuncios