Inicio

“Maniquíes” …Merche Postigo

Deja un comentario


.Maniquies - Merceia

La casa que habían alquilado mis padres tenía, justo debajo, una mercería. La mercería se iluminaba cada día a las nueve de la mañana. Era una tienda pequeña. Demasiado coqueta para el barrio donde nos habíamos venido a vivir. Tenía estanterías blancas, metálicas, que lucían muy bien con unos llamativos faldones con volantes, estampados de ramos de rosas rojas y mimosas amarillas bordadas. La propietaria era una mujer de edad indefinida que lucía en el cabello algunas líneas blancas, se peinaba siempre con una coleta recogida en la nuca que adornada con los abalorios que vendía en la mercería. Mi mama decía que así promocionaba sus productos. Yo nunca entendí que quería decir eso, tampoco me importaba. Me gustaba la mercería, y su dueña era amable conmigo.

. Más

“Deseos” … Merche Postigo

2 comentarios


.

Una mañana de sábado, de un sábado cualquiera, una joven loca entra en el consulado de España en Paris. La atmosfera es pesada y la multitud ahoga todos los deseos.

Después de una espera de dos horas, un hombre de gafas verdes y barba de varios días, le da la bienvenida detrás del cristal. La joven loca le comenta con excitación su deseo de inscribirse en el consulado. El hombre de gafas verdes le sonríe y extiende frente a ella todos los papeles a cumplimentar. Hoy no podrá ser, piensa ella en voz alta y sonríe. No importa volveré, le dice al hombre de gafas verdes. Él la llama loca. Ella vuelve a sonreír y lo mira con deseo. Entonces la joven local confiesa que acaricia la idea de volver a verlo. Él le devuelve la sonrisa y llama al siguiente de la fila.

.Deseos

Micro Relato escrito por Merche Postigo

“El pozo de los sabores”… Mary Carmen

7 comentarios


 

mujer-restauranteLa primera vez que rocé su piel sentí un escalofrío por todo el cuerpo y después un calor sofocante que me hizo desabotonarme el cuello de la camisa. Sofía ocupó mi pasado con la intensidad de una riada, anegó de vida mi existencia y, después, tan solo se marchó. Más

“Carta abierta a los Reyes Magos”… Pepe Marquina

2 comentarios


.

Julio Collado les ha escrito una larga carta a los Reyes Magos. He extraído algunas de sus peticiones y deseos:

“-Una jaula de grillos para meter a los líderes políticos y no dejarlos salir hasta que lleguen a algún acuerdo, (les podéis echar de comida un poco de sentido común).

-Un destierro para las palabras “empoderamiento”, corrupción y “casta” (por feas) y xenofobia, guerra y hambre (por inhumanas).

-Las calles están pidiendo menos terrazas para que puedan jugar los niños y pasear los ancianos por ellas sin peligro.

-Los parques infantiles están pidiendo a gritos un remozamiento  para que los niños aprendan a amar la belleza.

– A ver si el próximo año quitáis de nuestras calles y casas  tanta violencia contra la mujer.

-Poned algún remedio a tanta inflación de loterías, de actos benéficos, de ONG’S y de programas televisivos de cocina.

-Decid a los carpinteros que no fabriquen “puertas giratorias”, aunque se las encarguen los políticos y las paguen bien.

-Acordaos de los muchos jubilados con pensión mínima. Ya que será difícil que les subáis la pensión, al menos evitarles las enfermedades para que no se gasten lo poco que cobran en medicamentos”.

.carta abierta a los Reyes Magos

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Una tarde de playa” …Merche Postigo

6 comentarios


.Soroya y la playa

Entró a la playa por detrás, por donde antes entraban los amantes nocturnos. Silencioso. Se aproximó a la orilla. Cuando las olas saludaron los pies, él las evitó con desaire. Con su mano apoyada en la frente oteó el horizonte. Yo solo podía ver su espalda. Todo presagiaba una buena tarde de playa. Prometía bien. Se giró, observaba el horizonte del poniente. La playa enmudeció mientras el sol seguía su camino. Un aire frío congeló la calima. Los niños enmudecieron, dejaron sus juegos, las palas y calderitos de colores fueron abandonados en las almenas de los castillos, las parejas jóvenes cesaron los besos y arrumacos, y los matrimonios viejos finalizaron sus discusiones. Lo miré , no tenia miedo, o quizás si. Admiré a ese hombre. Su rostro amarillo con tintes cenizos ocultaba su primer día de playa. El cabello negro y ralo, le caía por la frente dejando a penas ver sus ojos. Estos atrajeron los míos. Eran pequeños, redondos y penetrantes. Dos agujeros negros que delimitaban su nariz, el punto de equilibrio. Apenas si se movían, miraban sin destino. Rodeados de un antifaz negro, circunferencias perfectas y asimétricas. Le hacían parecer un extraño. ¡Juro que los ojos estaban huecos!. Detrás de ellos adiviné tristeza aderezada con abandono. O quizás no. Me devolvió la mirada agrandada de vacío. Bajé los ojos al suelo algo azorada, incluso ruborizada. El joven extendió la toalla a escasos centímetros de la mía. Apoyó su espalda en la suave arena y cerró la mirada, pensando en mí. ¡Estoy segura!. Rápidamente los niños volvieron a jugar. Sus calderitos de colores con palas retomaron las murallas de los castillos. Las parejas jóvenes volvieron a unir sus lenguas en bellos y deliciosos besos. Solo los viejos matrimonios evitaron iniciar sus discusiones, nunca supe por qué, y todos lo agradecieron. El calor volvió a la playa, yo me tumbé. Con los ojos cerrados, observando el cielo. No podía dejar de mirarlo y me imbuí en el sopor de la tarde. Más

“Madrid” ….Merche Postigo

2 comentarios


Relato Breve escrito por Merche Postigo

La basura y Madrid

 

 

Hoy se debatía entre el deseo de apearse del mundo y el anhelo de extrañar Madrid.

Al final se decidió por extrañar Madrid.

 

Más

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

A %d blogueros les gusta esto: