Inicio

“Cochinadas” … Pepe Marquina

2 comentarios


.

(Pepe Navas me pidió colaboración para una revista “Compluteca” que se edita en un Instituto de Alcalá de Henares. Quería aunar colaboraciones y editar un monográfico sobre el premio Cervantes, Eduardo Mendoza. Yo, con más osadía que conocimientos, le envié esta pequeña colaboración. También participaron Julio Collado y José Luis Salas, siempre tan generosos y participativos. La gran y sentida ausencia fue Mary Carmen Caballero que en esta ocasión por su exceso de trabajo no pudo acompañarnos con su sabiduría). Más

“Quevedo II” …Pepe Marquina

2 comentarios


.

Resurge Quevedo con mucha fuerza. Y su ilustre soneto “A una nariz pegado”. Hoy habría sustituido nariz por “ambición”. Y seguiría teniendo sentido y ritmo.

Quevedo era un arquitecto del lenguaje. Endecasílabos sus versos. Qué finura para ajustar el soneto. Qué lenguaje y qué narices.

Hoy su homónimo Quevedo, el canario, no le va a la zaga. Vive a una ambición pegado, y a unas siglas desligado,  es de una constancia paroxística, inflexible en la medición endecasílaba de sus peticiones, que le da  igual remendar al gobierno para conseguir tajada, que descoserlo con una moción al desnudo.

Érase un canario a una ambición pegado,

Y con una  ambición superlativa,

Ambición infinita y narcisista,

Érase la coherencia de un canario ejemplificado.

.Quevedo - Politicos

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Tortilla” … Pepe Marquina

2 comentarios


El ganador de un concurso de cuentos decía hace unos días:

.

– “Relato los obstáculos y miserias de la vida de los escritores, obligados a recorrer festivales y talleres de provincias, vivir las antipatías, los egos, las puñaladas en la espalda entre autores, la falta de dinero, la falta de lectores…”

– “Es difícil escribir, es difícil que se lea, es difícil que interese lo que se escribe y que, además, tenga repercusión. Si uno cocina una tortilla, basta que tu pareja diga que está buena, pero si escribes quieres comunicar y socializar, y eso se convierte en una fuente inagotable de frustraciones”.

Mañana comienzo un curso de cocina. Quiero ser feliz.

.cocina y escritura

Suelto escrito por Pepe Marquina

Biografía Antón Chejov

1 comentario


(Antón Pávlovich Chéjov;   Taganrog, 1860 – Badenweiler, 1904)

.

Antón Chejov nació en una familia de comerciante humildes y de escasos medios. El padre era un  mercader, nieto de un siervo de la gleba. Chéjov acabó los estudios secundarios en Taganrog, donde permaneció solo tras la marcha de sus familiares a Moscú. Entre 1879 y 1884 estudió medicina en la universidad de Moscú; pero, estaba más interesado en la literatura que en la ciencia médica. En esa época comenzó a colaborar escribiendo en diversas revistas y publicando sus primeros relatos en el diario “Oskolki” de San Petersburgo. Pronto difundió su nombre a través de varias narraciones humorísticas, reunidas en un libro titulado “Cuentos de varios colores” de 1886.

Chejov Se convirtió en una de las más reseñables figuras del realismo ruso; creador del relato moderno, en el que el efecto depende más del estado de ánimo y del simbolismo que del argumento. Algunos de sus mejores relatos se encuentran en su libro publicado póstumamente “Los veraneantes y otros cuentos” de 1910. Tiene un estilo marcadamente lacónico  y aporta una total ausencia de complejidad en las tramas.  Una vez se liberó del cuento humorístico, Chejov apostó por un tipo de escritos mas profundos, donde imponía una descripción incisiva de las miserias de la existencia humana. Sus relatos estaban    carentes de compromiso y pasión, plasmando una idea de la literatura que rechazaba el principio del autor como narrador omnisciente.

El gran heredero de Chejov, Raymond Carver , quiso ofrecer un homenaje a su maestro con su relato “Tres rosas amarillas”. La admiración que Carver tenia por Chejov vine sobretodo reflejada en sus finales. Unos finales en los que Chejov, al igual que Carver, raramente utiliza giros sorpresivos o espectaculares (como referencia de ello léase “la dama del perrito” de Chejov) y donde  Carver, al igual que Chejov, deja que sea el lector quien profundice en la importancia de lo relatado (léase “Tres Rosas Amarillas” de Carver“).

.Antón Chejov

.

“Decíamos ayer”…Pepe Marquina

Deja un comentario


Fragmento textual extraído  de un artículo de Julio Collado:

Fray Luis de León,  fraile agustino, poeta y humanista,  murió en Madrigal de las Altas Torres un 23 de Agosto de 1591 en el Convento Agustino de Extramuros, hoy en ruinas y ayer conocido como El Escorial de Castilla por su magnífico claustro.

A Fray Luis lo metieron en la cárcel por pensar diferente, por traducir al castellano para una amiga el poema bíblico de amor “El Cantar de los Cantares”  y por rencillas y envidia entre órdenes monásticas. Ya se sabe que el peor enemigo es el de casa. O como dijo con humor el político Pío Cabanillas: “Al suelo, que vienen los nuestros”.

Fray Luis escribió, sobre esas miserias humanas, estos versos que no han perdido nada de actualidad:

“Aquí la envidia y mentira

me tuvieron encerrado.

¡Dichoso el humilde estado

del sabio que se retira

de aqueste mundo malvado,

y con pobre mesa y casa,

en el campo deleitoso,

con solo Dios se compasa

y a solas la vida pasa,

ni envidiado ni envidiosos”.

Cuentan sus biógrafos que Fray Luis solía empezar sus clases en la Universidad salmantina resumiendo la lección del día anterior y que, al volver después de cinco años de cárcel, comenzó con la frase “Decíamos ayer” como si no hubiera transcurrido el tiempo.

.frai luis de leon

Suelto escrito de Pepe Marquina

“Donoso VII”…Pepe Marquina

Deja un comentario


HAZAÑA

.

Siguiendo con la conferencia de Julio Collado, extraigo este provechoso fragmento:

“¿Cómo releer unos libros y abandonar otros?

Lo deseable es que no te pongan en esa tesitura y seguir manteniendo una habitación llena de otros mundos y de otras gentes. Todos sirvieron en algún momento para ir llenando los huecos del corazón y de la mente.

A algunos libros tal vez no volveremos nunca por falta de tiempo o porque no llega la ocasión propicia.

Pero deben estar ahí, cerca, por si un verso, una noticia, un sueño o un título te reclama mientras limpias el polvo una mañana y coges el libro,  lo abres por cualquier página, lees y se te abren los poros…

Y te olvidas de seguir con la hazaña de limpiar”.

.libros-que-se-caen

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Quevedo” …Pepe Marquina

3 comentarios


.

Cuentan las crónicas  que en su época de estudiante le gustaba salir todas las noches en la ciudad complutense y volvía a la residencia universitaria “muy colocado”.

Para evitar el castigo de las autoridades los compañeros hacían descender hasta la calle un canasto de mimbre. Con cuerdas lo izaban hasta la habitación.

Como esto le ocurría a Quevedo todas las noches, sus compañeros se iban cansando y decidieron darle una lección.

La noche siguiente cuando solicitó el auxilio de los colegas, éstos decidieron subirle en el canasto pero hasta mitad de altura. Le dejaron colgado, con el evidente peligro de que se pudiera caer.

Quevedo escribió un día (no sé, si antes o después):

“La soberbia  nunca baja de donde sube,

porque siempre cae de donde subió”.

.Quevedo y la sovervia

Suelto escrito por Pepe Marquina

Older Entries

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

A %d blogueros les gusta esto: