Inicio

“Invitación de boda” …Merche Postigo

2 comentarios


.Invitación de boda - la carta

El día que decidí volver a casa no sabía muy bien lo que hacía. En ocasiones te empeñas en saltar muros imposibles hasta que ves la altura de las vallas. Habían pasado muchos años desde que abandoné a mi entorno. Tenía solo veinte y muchos deseos escritos en un pedazo de papel. Ahora llevaba tiempo buscando motivos para regresar.

Más

Anuncios

“Groucho” … Pepe Marquina

Deja un comentario


.

Hace unos días se cumplieron años de la muerte del más grande: Groucho Marx.

Escribió en una ocasión un libro. Bien aconsejado, decidió regalar un huevo frito a cada persona que comprara su libro. La noticia llegó hasta las granjas de aves. La gente llevaba pan para comerse el huevo frito. El libro lo tiraban al río. A la postre pusieron una panadería al lado de cada kiosko. El negocio fue redondo.

Una mujer se encontró en una ocasión con Groucho y le dijo: “Por favor, no se muera nunca”. Pero Groucho, pelín rebelde, no le hizo caso.

.groucho

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Ana” … Pepe Marquina

2 comentarios


.

Ayer compré un libro (445 páginas) con este título: “Cómo dejar de ser un vago en cualquier época del año, ser más dinámico en tiempos de crisis y no crisis, no vivir de planes falsos y fantasías voladoras, desarrollar las capacidades individuales  y ser capaz de salir adelante por uno mismo dejándose de tonterías, excusas y melindrades”.

Iba yo contento por la calle porque había encontrado la solución a mi vida cuando me encontré con Ana.

Ana me dio su receta. Me dijo: “es muy sencillo, conseguirás todo lo que te propongas, aunque sea un marathón, si desarrollas estas dos palabras: DISCIPLINA y CABEZA”.

He devuelto el libro.

.Ana libros de autoayuda

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Donoso VIII” …Pepe Marquina

3 comentarios


RENDIJAS

.

Después del paréntesis vuelve Julio Collado.

En el año 2015 participó en un ciclo de conferencias en Ávila. El título del ciclo era “El donoso escrutinio”.  El título de su conferencia era “Cuando leer era malo”.

Dice Julio que la época de la colección Salvat eran tiempos de cambios. Eran tiempos -dice- en los que la democracia se colaba por las rendijas de la Dictadura.

Así lo creía yo -sigue diciendo- y descontento con el mundo que me rodeaba y rebelde con causa,  buscaba en los libros las respuestas a las muchas contradicciones entre la verdad oficial y la realidad que me golpeaba.

Como la escuela era el crisol de lo que pasaba -dice- me acerqué a todas aquellas obras que rompían con el modo de pensar y de ser con las que no comulgaba.

Y Julio nos dice algunos de los libros que leía con ansiedad: El Libro rojo del cole, De dónde venimos, La historia de Hildergart, El mono desnudo de Desmond Morris, Wilhelm Reich y su teorías de revolución y rebeldía sexual juvenil…

.Donoso - monitor

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Donoso VII”…Pepe Marquina

Deja un comentario


HAZAÑA

.

Siguiendo con la conferencia de Julio Collado, extraigo este provechoso fragmento:

“¿Cómo releer unos libros y abandonar otros?

Lo deseable es que no te pongan en esa tesitura y seguir manteniendo una habitación llena de otros mundos y de otras gentes. Todos sirvieron en algún momento para ir llenando los huecos del corazón y de la mente.

A algunos libros tal vez no volveremos nunca por falta de tiempo o porque no llega la ocasión propicia.

Pero deben estar ahí, cerca, por si un verso, una noticia, un sueño o un título te reclama mientras limpias el polvo una mañana y coges el libro,  lo abres por cualquier página, lees y se te abren los poros…

Y te olvidas de seguir con la hazaña de limpiar”.

.libros-que-se-caen

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Donoso VI”… Pepe Marquina

Deja un comentario


SABOREAR LA LECTURA

.

Sigue contando Julio Collado en su famosa conferencia de 2015,  que compró una colección de cien libros baratos, cuyas páginas se despegaban con más facilidad que las hojas de los negrillos (olmo común) al llegar el otoño.

Aprendí -sigue diciendo- a tratar con cariño a los libros, a tocarlos con afecto, a no violentar su fragilidad, y a respetarlos. Años después -dice- en las clases con sus alumnos en Ávila, tuve algún rifirrafe por animar a tocar y a oler los libros antes de abrirlos y comenzar a leer. Cuando el hijo le contaba a su madre la nueva experiencia aprendida en la escuela, alguna madre también pensó que los lamíamos  y eso podría ocasionar algún problema de salud. Parece ser -sigue contando Julio- que alguna madre, quizás confundió el amplio concepto de “saborear” la lectura.

Te diré Julio que en “Los pilares de la Tierra” se lee este fragmento:

“El hombre hundiría la mano en el saco y la sacaría con un puñado de lana. Cardaría los mechones para establecer su longitud, los frotaría entre el índice  y el pulgar para probar su suavidad y los olisquearía”

En la presentación del último libro de Pepe Navas, el autor nos dijo que el libro “Entre olivos” era un regalo para la vista por la belleza de su portada y el cuidado de las ilustraciones. Era muy agradable el contacto con las delicadas páginas y el tacto, el sentido del tacto se volvía loco. Para deleitarnos con el fruto del olivo nos regaló una botellita minúscula con un aceite embriagador.

¡Hay los libros, los libros!. ¿Quién los escribirá?. Los libros siempre traen malos entendidos -dice Julio-.

.libros y olivos

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Donoso IV” …Pepe Marquina

Deja un comentario


“MEDIO PAN Y UN LIBRO”

.

Siguiendo con la famosa conferencia de Julio “Una infancia sin libros”, extraigo este jugosísimo fragmento.

Se quejaba Julio Collado de la escasez de libros en épocas pasadas, pero reconoce que se debía a la pobreza generalizada de todos los españoles.

Fragmento:

García Lorca en 1931 -dice Julio-, cuando inauguró la biblioteca de Fuente Vaqueros, su pueblo natal, tituló su alocución “Medio pan y un libro”.

Junta dos expresiones que conforman el adagio latino: “Primun vivere, deinde philosophari” (primero vivir; después, filosofar). Y la frase evangélica: “No sólo de pan vive el hombre”. Cervantes ¡qué humor! monta un dialogo entre el caballo del Cid, Babieca; y Rocinante, el del Quijote.

-Babieca: “Metafísico estáis”

-Rocinante: “Es que no como”.

Lorca expresa con genialidad la necesidad de comer, pero más aún la de leer:

“Yo, si estuviera desvalido en la calle, no pediría un pan, sino medio pan y un libro… Tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas; pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios sufre una terrible agonía, porque son libros lo que necesita, y ¿dónde están esos libros?.

Los pueblos debían pedir libros, como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras”.

.medio pan y un libro

Suelto escrito por Pepe Marquina

Older Entries

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

A %d blogueros les gusta esto: