Inicio

“Time-out” …Alejandro Nanclares

Deja un comentario


.

Me despertó el vibrato del teléfono móvil, cautamente dejado sobre la mesilla de noche, muy cerca del despertador. Eran casi las tres de la mañana.  No me extrañó; no me sobresalté.

 Alguien dijo que los médicos querían hablar con nosotros. Lo antes posible. Nada más. No dio detalles.  Ante mi silencio, la voz  dudó; mencionó el apellido… – Sí, sí, respondí, el número es correcto, No hay ningún error. Llegaremos enseguida. Más

“Sin Limites” … Merche Postigo

6 comentarios


El gritoSe comportaba como un león de circo, revolviéndose entre las paredes de la cocina, parecía incomodo, le faltaba espacio. Me pareció que se había calmado por unos segundos, cuando volvió a sentarse en la silla cercana a la ventana de la cocina, hasta que usó el cigarrillo, enganchado en sus dedos, a modo de puntero para señalarme, entonces supe que la batalla solo había empezado. “No seas borde, porque eres muy borde” – me escupió a la cara, mientras se levantaba apartando la silla con la bota – “solo pretendo ayudarte, pero tú te estas comportando como una borde” – Insistía a gritos.  Paralizada por el miedo, no sabía cómo reaccionar ante aquel despliegue de insultos injustificados. Nunca hubiera imaginado que hacerle partícipe de mi problema, derivaría en semejante bronca. Yo solo susurré, estoy segura que solo le susurré, no deseaba hacer las cosas como él me proponía. Pero mientras yo trataba de encontrar el punto de fusión entre mis palabras y su reacción, se acercó tanto a mí que pude oler su aftershave (mi regalo en la última navidad), me aparté con rapidez. Sentir sus alaridos desde tan cerca me asustaba. No estaba preparada para escuchar tantas veces el apelativo agrio y frío con el que no paraba de definirme.  “borde”. Sus palabras rebotaban en mis oídos una y otra vez, se apoderaban de mi cabeza para quedarse. Retrocedí de nuevo, me alejé del olor a navidad y salí de la cocina “No tienes por qué insultarme” – Le dije en un alarde de valentía, fue todo lo que fui capaz de articular. Fue un intento baldío de razonar con él.
Más

“Iluminación” … Víctor García Antón

5 comentarios


Relato breve de Víctor García Antón

extraído de su libro “Volanderas

….

Lola y el farolEn el último consejo vecinal se ha conversado largamente sobre la iluminación de nuestro parque infantil. No ha habido consenso. Los seguidores de Lola proponen la instalación de un farol en la esquina del columpio. La hilera de bombillas de colores que rodean el parque infantil ofrece poca luz y el columpio queda en penumbra cuando llega la noche. Dicen los seguidores de Lola que no saldría caro. Y que la instalación del farol daría mayor claridad al parque además de iluminar el columpio.

Más

Jaleín por Halloween… Alejando Nanclares

Deja un comentario


Relato Corto escrito por: Alejandro Nanclares

La chica de la curva“Como vuelva a tocarme el culo, le voy a pegar un sopapo que se le van a quedar marcados los cinco dedos en esa cara de bobo que tiene”.

Es la tercera vez que Laura Vanessa piensa lo mismo. De momento continúan por el camino de regreso a Cueto, ella con cierta dificultad debido a los tacones. Había bajado hasta Ponferrada, a la disco, con la misma despreocupación de los viernes en Madrid. Pero está comprobando que aquí refresca bastante más de madrugada y, sobre todo, que desciende una espesa niebla. El chaval que la acompaña tendrá más o menos su edad e intenta rozarse con ella de forma tenaz y reiterada. Caminan casi a tientas. La luz de las escasas farolas resulta insuficiente y aún no ha comenzado a amanecer. Más

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

A %d blogueros les gusta esto: