Inicio

“Lágrimas azules”… Pepe Marquina

Deja un comentario


Acabo de recibir el mejor regalo de Navidad. Es la opinión de una lectora de mi libro, “Invité a los caracoles a soñar con la primavera”,  sobre uno de los cuentos titulado “Lágrimas azules”.

Dice así:

“Pepe, acabo de leer “Lágrimas azules”. Te doy mi más sincera enhorabuena: literatura en estado puro.

Compendio de conciencia ecológica, conocimiento biológico, humanidad, acervo literario: los Migueles, Balzac, tópicos: “locus amoenus”, arcaismos (otrora), transmisión generacional, riqueza léxica… Presidido todo ello por la función poética del lenguaje.

¿Qué más se puede pedir?

¿Has recibido algún premio por este cuento?.

Te cito, vanidoso autor: “Lo que tienes entre tus manos, desocupado lector, es una joya””

 Le contesto y le digo que el cuento sí obtuvo el primer premio de un concurso. Me permito incluir en este suelto las dos últimas líneas:

“El abuelo mira al cielo, la lluvia que cae le hace llorar, y su nieta, con sus besos, le seca sus lágrimas azules…”

.Invité a los caracoles

Suelto escrito por Pepe Marquina

Anuncios

“La sonrisa del murciélago” …Mary Carmen

2 comentarios


La sonrisa del murciélagoTítulo: La sonrisa del Murciélago

Autora: Mary Carmen Caballero

Editorial: Huerga & Fierro Editores
Género: Relatos Breves

Mary Carmen arranca este cuentario, conjunto de  cuentos o pequeños relatos, como ejemplo determinante de la vitalidad y fuerza de este género literario..

La autora derrocha ímpetu creativo en composiciones breves que van, desde el más descarnado realismo presente en algunas historias, hasta la ficción más desbordante, llegando a un hiperrealismo fantástico en otras. Una imaginación arrolladora se filtra en estos cuentos diluyendo la línea fronteriza entre lo real, lo soñado, y lo trágico.

Cuentos narrados con un lenguaje claro y exacto, colorista en momentos concretos gracias, sobre todo, a metáforas audaces rozando lo poético. Relatos que sobrecogen por su temática: de denuncia social, de problemática personal, de búsqueda de respuestas; frente a otros de gran candidez, o aquellos en los que predomina un agudo sentido del humor, o los que están impregnados de sugerente sensualidad y, todos, con finales sorprendentes para el lector.

La autora nos ofrece la posibilidad de reencontrarnos con una escritura fresca, imaginativa y audaz donde la brevedad narrativa alcanza la precisión argumentativa y estilística.

La sonrisa del murciélago es una invitación abierta a una lectura placentera que no defrauda

.

Suerte!!!

.Presentación: Feria del libro de Madrid – Día 13 de Junio a las 6 de la tarde en la caseta 308 .

Venta: On – line

“Invité a los caracoles a soñar con la primavera” …Pepe Marquina

2 comentarios


Invité a los caracolesTítulo: Invité a los caracoles a soñar con la primavera

Autor: Pepe Marquina

Editorial: Huerga & Fierro Editores

Género: Relatos Breves

Nuestro autor Pepe Marquina se adentra en los mundos del relato breve de la mano de la primavera….

.Presentación: Feria del libro de Madrid – Día 13 de Junio a las 6 de la tarde en la caseta 308 .

.

.

.

.

Nota del autor…

De vez en cuando, si te dejas caer por una librería, te puedes encontrar con una joya.

        En esta ocasión la joya te ha tocado a ti. No busques más. Lo que tienes entre tus manos, desocupado lector,  es una joya.  Tienes el mérito de elegir este libro entre cientos de otros. Te felicito.

         El autor será feliz  cuando tú leas con delicadeza esta colección de cuentos. Ninguno de estos cuentos te defraudará.

        A veces los autores desconocidos proporcionan grandes sorpresas literarias. Cuando así sea, como el caso presente, comparte esa joya con las personas a las que más quieres. No seas egoísta. Ese será tu mérito.  

Suerte!!!

Biografia de Roald Dahl

1 comentario


Roald Dahl

(Llandaff, 1916 – Oxford, 1990) Escritor británico conocido especialmente como autor de narraciones infantiles y juveniles, pese a que su producción para adultos fue también de destacable calidad. Muchos de sus relatos se han convertido en películas de gran éxito internacional.

(Biografia)

Su padre, de origen noruego, murió cuando el futuro escritor sólo tenía tres años. Esta desaparición dejó en apuros económicos a la familia, que hubo de trasladarse a una casa más pequeña. La madre prefirió seguir viviendo en Inglaterra antes que regresar a Noruega, cumpliendo con ello el deseo de su marido de educar a sus hijos en escuelas británicas.

Fue precisamente la estricta educación inglesa, que incluía fuertes castigos, lo que menos agradaba al pequeño Roald. Sus momentos más felices los vivía en verano, cuando viajaba con su madre y sus hermanos a Noruega. No brilló especialmente en sus estudios, aunque destacó en actividades deportivas como el boxeo.

Más interesado por la acción y la aventura que por el esfuerzo intelectual, al cumplir los dieciocho años se hizo explorador, en lugar de matricularse en la Universidad, como quería su madre. Luego trabajó como vendedor hasta que, a los veintitrés años de edad, se alistó como aviador para luchar en la Segunda Guerra Mundial, y sirvió en las Fuerzas Aéreas Reales en Libia, Grecia y Siria. En las campañas del continente africano su avión fue alcanzado en varias ocasiones por los disparos del enemigo, y en una ocasión llegó a ser derribado. Dahl salvó la vida de milagro, aunque tenía heridas tan graves que fue enviado a casa.

Su primera recopilación de relatos (Over to You; 10 Stories of Flyers and Flying, 1946) evocaría los horrores vividos en la guerra. Recuperado de sus heridas, en 1942 fue destinado a Washington como experto en asuntos de aviación de guerra; hasta 1945 trabajó para la Seguridad británica en Estados Unidos. Fue allí donde empezó a hacerse famoso como escritor, al ponerse a narrar en periódicos y revistas su visión de la guerra.

Casado en 1953, fue padre de cuatro hijos a los que acostumbraba a contar cuentos que a menudo se convertían en novelas. Su primer libro para niños había sido Los gremmlins (1943). Pronto obtuvo grandes éxitos con títulos como James y el melocotón gigante (1961) y Charlie y la fábrica de chocolate (1964).

Por esa época sufrió también graves reveses: vio morir a su pequeña hija Olivia en 1962, y, tres años después, su esposa Patricia Neal sufrió una peligrosa enfermedad que estuvo a punto de dejarla ciega e inválida. Para colmo de males, su hijo Theo sufrió un grave accidente de carretera que le causó daños en el cerebro cuando sólo tenía tres años. Dahl pasó muchos meses trabajando en una válvula especial que servía para sacar líquidos de la cabeza de su hijo y permitía a éste vivir con normalidad, sin tener que permanecer conectado a una máquina.

A pesar de estas desgracias, Dahl logró salir adelante y continuó escribiendo obras que le hacían cada vez más famoso en todo el mundo. Con Matilda, uno de sus últimos libros (convertido también en película de gran éxito), batió todos los records de ventas. No hay que olvidar, sin embargo, la importancia de su narrativa para adultos, en la que cultivó variados géneros. También fueron frecuentes sus colaboraciones con el cine; escribió, entre otros muchos, varios guiones para la serie de películas de James Bond.

La obra de Roald Dahl

Aunque es recordado especialmente por sus narraciones para niños y jóvenes, (La fábrica de Chocolate, Matilda; El dedo mágico; James y el melocotón gigante, Los gremmlins ….) Roald Dahl escribió numerosas obras para adultos de indudable interés y calidad, entre las que sobresale RELATOS DE LO INESPERADO una brillantísima colección de cuentos de intriga y humor negro. MI TIO OSWALD (1979) se halla muy cercano a la ficción futurista: trata sobre la venta de espermatozoides de los hombres más brillantes del planeta. Otras obras destacadas fueron LA VENGANZA ES MÍA, GÉNESIS Y CATÁSTROFE, HISTORIAS EXTRAORDINARIAS y EL GRAN CAMBIAZO. Dahl sobresalió especialmente en el cuento corto, con historias mordaces e impactantes rayanas en la irrealidad y lo morboso o macabro en muchos casos; en ellas creó un clima amenazante, extraño, vinculado a la irracionalidad, combinando agudamente el humor negro con el suspense.

——-

“Tu ausencia” …Merche Postigo

4 comentarios


Relato Breve escrito por Merche Postigo

Monos luchando

.

Son las seis de la tarde, siento como la sangre calienta mi galope, con valentía va peinando mis crines. La fuerza me llega a las manos y rozo con deseo el teclado, busco la primera letra, ella me ve y se aproxima con determinación, comienzo a trotar. Más

La joven del pijama de nubes ……… Merche Postigo

Deja un comentario


Relato Breve escrito por : Merche Postigo

—————————————————————–

Pintura de Isabel Wallis -¿Que hago?

La Joven del pijama de nubes, odia los lunes, los días nublados y despertarse de noche. Hoy, es lunes, son las siete de la mañana y el despertador no deja de sonar. La joven del pijama de nubes abre los ojos y mira hacia la ventana. Esta oscuro fuera, las luces de la ciudad aún iluminan la habitación, y llueve. La joven había decidido borrar los lunes de su calendario, estira la mano con rabia, apaga la alarma y se acomoda. Más

“Dile a las mujeres que nos vamos” ……. Carver

11 comentarios


Quién fue mejor:  ¿Raymond Carver o Gordon Lish?

Una pregunta me corroe cuando leo el libro “DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE AMOR”. ¿Cual es mejor la versión de Carver  “Principiantes” o la versión e Lish “De que hablamos cuando hablamos de amor” ?

Su lucha por salir del alcoholismo, su primer matrimonio con Maryann Burkdo fallido, y unas finanzas desastrosas, hicieron capitular a Carver, permitiendo a su editor Gordon Lish, cambiar la mitad de las historias y muchos de los finales. Hasta el punto de que Carver, que reconoció la brillantez del resultado, no quería que el libro se publicase con su nombre. Lish –afortunadamente- no le hizo caso y Carver se encontró de pronto con un éxito del que no se sentía totalmente responsable.

Gordon Lish redujo hasta en un cincuenta por ciento todos los relatos originales que componían este libro y cambió 10 de los 13 finales. El propio título fue elección del editor.  El título que Carver quería para sus relatos “The beginners” (Los principiantes) fue relegado al olvido. Pero Carver hizo prometer a su segunda esposa, la poetisa Tess Gallagher, que tras su muerte hiciera emerger sus cuentos originales.

En el relato “Dile a las mujeres que nos vamos” dos hombres dejan a sus mujeres en casa haciendo las tareas domesticas, mientras ellos salen a beber cervezas. Durante el viaje de vuelta a  casa, el sexo y las más bajas intenciones hacen acto de presencia, desencadenándose un final apocalíptico.

La gran diferencia entre el texto que Carver escribió y el que Lish publicó, es tan inmensa que lleva a confundir al lector, haciéndole sentir de manera diversa a los personajes. la versión de Lish es más cruda, más poderosa, más contundente. Pero la versión de Carver posee más compasión por sus personajes.

Os dejo el final de los relatos, para que podáis comprobar por vosotros mismos esta extraña realidad.

________________

Relatos Breves - Raymond Carver- De que hablamos cuando hablamos de amor.

No llegó a saber lo que quería Jerry. Pero todo empezó y acabó con una piedra. Jerry utilizó la misma piedra con las dos chicas: primero con la que se llamaba Sharon y luego con la que se suponía que le tocaría a Bill.

___________

Relatos Cortos - Raymond Carver- Principiantes

Traducción de Jesús Zulaika

Bill llego al final del pequeño desfiladero . Era ya muy tarde, casi de noche. Vio el lugar por donde alguien había subido colina arriba, y se dio la vuelta para volver sobresus pasos y tomar otro camino más fácil.

Había alcanzado a la chica menuda, Barbara, pero eso había sido todo. No había intentado besarla, y mucho menos cualquier otra cosa. Sinceramente no le había apetecido. Estaba asustado, de todas formas. Puede que ella estuviera deseándolo, puede que no, pero él se jugaba demasiado para siquiera intentarlo. Ahora ella estaba abajo, con las bicicletas, esperando a su amiga. No, lo único que él quería era reunirse con Jerry y volver a casa antes de que anocheciera. Sabía que se la iba a cargar con Linda, que seguramente estaba muy preocupada. Era muy tarde; tendrían que haber vuelto hacia horas. Estaba muy nervioso y apretó el paso para recorrer los últimos metros hasta la cima, hasta la pequeña meseta.

Los vio a los dos al mismo tiempo: a Jerry de pie al otro lado de la chica, con la piedra en las manos.

Bill sintió que se encogía, que se hacía delgado, que carecía de peso. Al mismo tiempo tenía la sensación de estar de pie frente a un fuerte viento que le azotaba los oídos. Sintió deseos de escapar, de correr y correr…., pero algo se movía hacia él. Las sombras de las rocas, al cruzarlas la forma de ese algo que se acercaba hacia él, parecían moverse con ella y debajo de ella. El suelo, a la luz extrañamente sesgada del atardecer, parecía haber cambiado de lugar. Bill pensó –un tanto injustificadamente- en las dos bicicletas que esperaban al pie de la colina, cerca del coche, como si la posibilidad de quitar de allí una de ellas pudiera cambiar algo las cosas, pudiera hacer que lo de aquella chica no le estuviera sucediendo en aquel momento en que acababa de coronar la cima de la loma. Pero ahora Jerry estaba allí delante de él, como sin consistencia dentro de la ropa, como si le hubieran despojado de los huesos. Y Bill sintió la pavorosa cercanía entre sus dos cuerpos: estaban a menos de un brazo de distancia. Y entonces la cabeza de Jerry descendió hasta descansar sobre el hombro de Bill, Y Bill alzó la mano, y, como si la distancia que ahora los separaba mereciera al menos esto, empezó a darle palmadas, a hacerle caricias, mientras se le iban llenando los ojos de lágrimas.

Raymond Carver

________________

Older Entries

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

A %d blogueros les gusta esto: