Inicio

” Gare de Lyon” …. Merche Postigo

Deja un comentario


.

Encontré la hoja abandonada en el asiento de un tren. El tren iba a alguna parte, aunque todos los viajeros, incluido yo, habíamos olvidado el destino. Diría que nos daba lo mismo a donde nos llevaba ese tren. Fuera donde fuera a donde el tren se dirigía, estábamos seguros de que ese no era el destino que hubiéramos elegido si nos hubiera preguntado el revisor malhumorado de la estación de Lyon, pero no preguntó, solo nos pidió el billete sin ni siquiera mirarnos. Esta mañana me hubiera gustado escuchar una pregunta amable. ¿Adónde se dirige el señor? Pero el revisor ha sido desagradable, tenia malas pulgas por la mañana.  Nos despachó a mí y al resto de viajeros sin contemplaciones, con un escueto adelante. ¿Adelante? ¿a dónde? A un lugar equivocado, sin alternativa. Pero ella, ella si había tenido alternativa, y sin embargo estaba abandonada en el mismo tren que todos nosotros. Con las letras al aire, los pensamientos rasgados, descuidados. No se encontraba en buen estado. Yo tampoco. Levantarme tan temprano, pasar frio y viajar en tren para poder alimentar a mi familia, se estaba convirtiendo en una pesada aventura. Una aventura que no había soñado en mis mejores años. Los años de aventuras habían pasado. Entonces me enamoré, perdí el sentido común, me casé, después perdí el sentido sin más, nació Tomas y ahora me veo obligado a pagar sus facturas y las mías. Las de ella las paga otro. Seguro que él que escribió la hoja también paga facturas. Las suyas y las de todos los que la manosean, los que la leen por delante y por detrás, las facturas de los que la estrujan, las de los que la abandonan en el asiento de un tren, de mi tren, de un tren con destino equivocado. Por fin la cogí , la miré de soslayo. Me llamó la atención sus colores y la tipografía itálica de sus palabras. La leí a escondidas, la portada primero, después la contraportada, no me interesaron, la oprimí enfadado, y la coloqué de vuelta en el asiento de mi tren. Mi otra compañera de viaje nos miró sonriente, yo le devolví una sonrisa forzada, resignada y a pesar de todo educada, la hoja permaneció en silencio, olvidada, a mi lado.

.Gare de Lyon

Relato Breve escrito por Merche Postigo

Anuncios

“Diuresis total” ….Pepe Marquina

1 comentario


Sueltos de Pepe Marquina

En mi pueblo cuando han oído que en Madrid cobran dinero por hacer uso del urinario, se han echado a reír.

En Madrid, los que frecuentan Atocha, se han indignado ante la misma noticia, y es que con los temas que afectan al riñón no se puede jugar.

60 céntimos de euro por usuario es lo que tendremos que pagar por vaciar la vejiga. Eso sí, el ambiente será ideal: calor o frío según el clima, música del grupo “Diuresis Total”, servilletas perfumadas, gominolas de colores, una rajita de mortadela de aceituna, y un azucarillo para tomar un café en el bar de enfrente.

Que no cunda el pánico. Habrá ofertas. Pronto llegarán los dos por uno, o incluso los tres por dos. No faltarán los abonos de diez y cincuenta vaciamientos (por no decir meadas). Ya hay rumores que por un euro, te podrás llevar la foto a todo color de tan noble acto.

Fin…

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

geoengineeringcrimes

Crimes Against Mother Earth

A %d blogueros les gusta esto: