Inicio

“Esperando a Gael” … Merche Postigo

2 comentarios


.

Esperando a Roman - Manos de anciana

Sentada en el sillón, erguida y abatida con las manos cruzadas en el regazo, María Rosa paliaba el dolor de espalda esperando a Gael. Mientras tanto, su hija, sentada en el sofá, mantenía un libro entre sus mano y fingía que leía.

María Rosa se estaba recuperando a duras penas de una grave operación. Sus ochenta y seis años conservaban fuerzas e ilusión para salir adelante, al menos unos cuantos años más, decía ella con cierto miedo.

Más

Anuncios

“Los árboles deben morir de pie” …Pepe Marquina

6 comentarios


.campo de futbol juan de austria

El Ayuntamiento de mi ciudad quiere sustituir un campo de fútbol de toda la vida, rodeado de árboles,  por aparcamiento en superficie para coches. Esta carta se la he enviado a mi Ayuntamiento:

LOS ÁRBOLES DEBEN MORIR DE PIE

Con todos mis respetos me dirijo a la autoridad competente en la materia que nos ocupa.

Como vecino, conocedor de la situación y con miles de kilómetros recorridos en uno de los pocos reductos ajenos a la contaminación acústica y atmosférica, como es el añorado campo de fútbol de Juan de Austria, me gustaría hacerles algunas consideraciones al uso:

anciano con bastonComo autoridad competente, que me consta que lo son, no permitan que los ancianos del lugar que pasean a tres patas por el hermoso y casi sin par entorno del antiguo campo, no permitan repito, librarles de las interferencias de los automóviles, de los ruidos de motor y claxon y de la ingente cantidad de gases contaminantes que esas máquinas de hierro vierten allá por donde se les permite circular.

No permitan que este antiguo campo de fútbol siga siendo un reducto y un refugio de bien para las personas de todas las edades que acuden a él para liberarse de ruidos, de coches, y de otras contaminaciones.

niñosjugandoNo permitan la paz en estos escasos metros cuadrados de tranquilidad, en esta isla sin más ruidos que los de los niños felices cuando entran y salen de los colegios. Inunden ese escaso remanso de calma y tranquilidad,  de coches que hagan rugir sus motores a cualquier hora del día o de la noche, en verano o en invierno, con frío o con calor.

No permitan que los ancianos sean felices en esta isla mínima. No permitan que personas mayores y jóvenes disfruten de la  molicie del ocio. Róbenles esa tranquilidad y esa paz inundándoles con la mecánica de cientos y cientos de caballos en forma de potencia de los motores.

No hagan caso cuando alguien les diga que los políticos tenían que ser primero ancianos para luego tener un mínimo de comprensión en su trato hacia ellos, como si ellos nunca fueran a pasar por ese plano inclinado de la vida que es la tercera edad.

Señores políticos, no se dejen engañar. George Porter dijo que el futuro de la humanidad está en el árbol. ¡Mentira!, no se lo crean. Los árboles sólo sirven para crear oxígeno y dar sombra en los duros veranos al sol. Hay que sustituir los árboles por coches, y cuántos más coches, menos árboles. Contribuyan al animalismo urbanístico y eliminen  los espacios libres de la ciudad, los espacios de ocio, de paseo, deportivos y de entretenimiento. Cemento, cemento y cemento. Y coches, claro.

Señores políticos y representantes del pueblo. Si por la tercera edad no han pasado, pero sí han sido niños algún día, no permitan que un solo niño de los presentes que atraviese el campo sea feliz y descuidado. No permitan que se abandonen al relax y a la concupiscencia de los sentidos. Ustedes tienen la obligación de acercar el coche al niño, para que el niño sea consciente de que está entre coches. El niño, ya desde niño, no se puede dormir en su camino al cole y a casa creyendo que está libre de coches. No les permitan esa felicidad transitoria. Bien saben ustedes que al salir por cualquiera de las calles que desemboca en  la constante taladradora de coches sin cesar, los niños deben vivir en un continuo estrés. ¡Contribuyan a ello!

No permitan crear campos de juego para los niños; que utilizen los juegos de ordenador para  que florezca la industria de esos juegos, aunque luego los haga  violentos. Que los niños no jueguen al aire libre que luego se aficionarán al deporte y pondrán en riesgo a las multinacionales de productos insanos.

Señores políticos,  aprovechen todos los metros cuadrados para que los coches formen parte de la geografía de este recinto sin par,  dotado de una tranquilidad que no es digna del siglo XXI. Por faniños juegosvor, cemento, calles y coches.

No permitan la creación de pulmones para la ciudad. No sean paleolíticos. Las constantes lluvias con las que el cielo nos premia hace que el aire atmosférico sea perfectamente respirable y evita que niños, ancianos y jóvenes tengan problemas respiratorios que tengan que ser tratados en los hospitales.

Por favor señores representantes, no hay derecho a que día tras día disfrutemos de tan salutíferos aires procedentes de las incesantes lluvias. No les voy a pedir, aunque me sigue constando que lo pueden hacer, que elijan entre detener tanta y tanta lluvia o crear espacios verdes, verdes y más verdes. No voy a ser tan ruin de ponerles en esa disyuntiva, a ustedes que pertenecen a otro estado estratosférico y tienen otra visión de la jugada. Visión distinta de los que hacemos las tres en raya día sí y día también por el antiguo campo de fútbol.

Por favor no caigan en la trampa de dejar espacios libres para el solaz de las personas de cualquier edad. Algún día, cualquiera de ustedes, cargado de años y de razones, podrá pasear entre el antiguo campo de fútbol y las nuevas tecnologías automovilísticas y podrán  comer la contaminación con cuchillo y tenedor. No se priven de semejante placer. Empiecen a construirlo cuanto antes.

Como decía John Lennon, demos una oportunidad a la naturaleza.

.Juan de austria- alcala de henares

Relato breve escrito por Pepe Marquina

“Gafas en la nevera” … Matilde Tricarico

4 comentarios


.gafas en la nevera - caja galletas danesa

Se extrañó, la abría todas las mañanas y nunca antes la había visto. Con su presbicia era difícil distinguir los objetos sin las gafas correctoras.

Además procuraba dejar la capa del fondo siempre llena para no quedarse sin ellas en un día de lluvia. La misma caja de galletas danesas desde hace años. Él no iba a cambiar lo que estaba bien y había dejado su mujer.

La llave era pequeñita, la mitad de su dedo menique, dorada, descolorida.

La palpó como si quisiera que le hablara y le contara su secreto, igual no había ninguno. Estaba sola y olvidada en medio de las galletas que no le hacían caso. Más

“Homenaje al poeta” … Mary Carmen Caballero

3 comentarios


 

Homenaje al Poeta - Ancianos

Llegó con los nervios a flor de piel como siempre que se enfrentaba a un acto público. No era que no conociera la dinámica de aquel evento, en el fondo todos eran iguales con muy pequeñas modificaciones sobre un guion consensuado y establecido, o que no se supiera de memoria el pequeño discurso que iba a pronunciar sobre un tema del que era considerada una afamada especialista. No. Los nervios se los producían un afán de perfeccionismo siempre truncado y cierta necesidad de beneplácito y reconocimiento general por parte de los asistentes a cualquier acto en el que ella interviniese. Sabía de antemano lo que ocurriría, primero las miradas escudriñadoras de un público ansioso juzgando sin piedad la idoneidad de la ropa elegida para la ocasión, la pericia del maquillaje y la soltura en los saludos a los demás ponentes de la mesa. Después toda la atención se focalizaría en su voz y en sus palabras. Luego vendrían las preguntas y más tarde las críticas, las de los asistentes, las de los expertos y las de ella misma. Más

“No quiero desprenderme…”…Pepe Marquina

Deja un comentario


.

El día 15 de Julio,  la Residencia de Mayores “Campiña de Viñuelas” de Guadalajara organizó una caminata de 23 Kilómetros,  para concienciar a las personas de la enfermedad del Alzheimer.

El destino final era Torrelaguna  (Madrid) y a su llegada nos concentramos en la iglesia. Julián Pascual-Heranz, uno de los organizadores del evento se dirigió a los asistentes con un discurso de agradecimiento y muy emotivo, del que quiero destacar las siguientes palabras: Más

“Yo también hago camino”…Pepe Marquina

4 comentarios


.campiña

El sábado día 16 de Julio, el equipo formado por los hermanos Pascual, que dirige la Residencia de Mayores “Campiña de Viñuelas”,  organizó una marcha desde Viñuelas (Guadalajara) hasta Torrelaguna (Madrid), con el lema ” YO TAMBIÉN HAGO CAMINO”.

Más de doscientas personas hicimos un recorrido de veinticuatro kilómetros para concienciarnos de la enfermedad del Alzheimer.

A la llegada a Torrelaguna nos concentramos en la Iglesia. Allí también llegaron algunos de los mayores de la Residencia, que después de hacer el viaje en autobús, recorrieron los últimos cien metros a pie.

Julián Pascual, Director de la Residencia, se dirigió a todos los participantes con un discurso muy emotivo, del que extraigo este breve fragmento:

Todos los recuerdos forman parte de mi camino. He querido compartirlos con todos vosotros porque, probablemente, dentro de unos años los habré olvidado.

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que puede afectarnos a cualquiera. La persona enferma de Alzheimer va perdiendo sus recuerdos, tiene olvidos, se desorienta, deja de comunicarse y necesita ayuda para realizar sus actividades de la vida diaria.

Conforme ha ido aumentando la esperanza de vida en nuestro país, también lo ha ido haciendo el número de enfermos de Alzheimer, pues el principal riesgo para padecer Alzheimer es envejecer. En España, en torno al 7% de los mayores de 65 años se ven afectados, porcentaje que se eleva hasta el 50% para la franja de más de 80 años.

El Alzheimer no solamente afecta al enfermo, cada nuevo caso que se diagnostica cambia la vida a una familia entera.

El Alzheimer todavía no tiene cura. Desconocemos su origen y causas, pero sabemos que es una enfermedad, no una consecuencia de hacernos mayores.

La ausencia de tratamientos efectivos nos expone a todos a padecer Alzheimer, por ello, para combatirlo es necesaria la identificación precoz y la prevención. La investigación científica es la vía que permitirá obtener más conocimiento sobre la enfermedad.

Ahora entiendo tantas historias que me contaban mis abuelos. Siempre se repetían. Ellos, al contarme sus recuerdos, conseguían mantener vivo su camino.

Hijos, (dirigiéndose a Julián e Irene) cada día os contaré algo nuevo, para que cuando el Alzheimer me impida recordar mi camino, vosotros me ayudéis a mantenerlo vivo. Entonces os convertiréis en mi memoria.

Desde la Residencia de Mayores “Campiña de Viñuelas”, queremos que la voz de nuestros mayores se siga oyendo hasta el final de su camino”.

.

Suelto escrito por Pepe Marquina

“Niños del agua”… Mary Carmen

10 comentarios


bathingApenas sobrevivían unos segundos después de abandonar el líquido amniótico si no los sumergían rápido en agua. Al principio los niños morían irremediablemente porque a nadie se le ocurrió pensar que la única forma de salvarlos era ahogarlos. Pero, desde que una vez a alguna matrona avispada se le ocurrió la feliz idea, de forma un tanto instintiva, de meter con rapidez a uno de estos niños en cualquier líquido, los niños lograron vivir. Como ella, Marina. Más

Older Entries

Con un ojo abierto

Mi manera de mirar las cosas que (me) pasan.

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Memorias de una princesa

Una vida con un propósito que cumplir...

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

A %d blogueros les gusta esto: